Cómo curar las Llagas en el Paladar

Las llagas en el paladar son una de las molestias más habituales que se pueden sufrir en los tejidos blandos del interior de la cavidad bucal. Consisten en pequeñas lesiones de color amarillento o blancuzco con una pequeña zona enrojecida alrededor que duelen y escuecen.

Sin embargo, el problema de las llagas ya no es simplemente estético, especialmente si hablamos del paladar ya que no se ven a simple vista, sino que llegan a ser molestas para realizar actividades cotidianas como comer, beber o hablar.

llagas en el paladar

Por lo general suelen desaparecer por sí solas en el curso de una semana o diez días a lo sumo. Si pasado este tiempo persisten, es recomendable acudir a un especialista para descartar otro tipo de enfermedad.

Causas de las llagas en el paladar

Es difícil establecer con exactitud cuál es la causa de la aparición de llagas en el paladar. Sin embargo, se conocen una serie de factores que favorecen que surjan:

  • Infecciones bucales: sin duda es el factor más común a la hora de desarrollar llagas en el paladar.
  • Problemas estomacales: muchas veces las llagas son la señal de que existen problemas en el estómago que ascienden por el tracto digestivo hasta desarrollarse en la cavidad bucal, en este caso, el paladar.
  • Comida demasiado caliente: las quemaduras producidas por ingerir alimentos demasiado calientes pueden favorecer la aparición de llagas en el paladar.
  • Falta de vitaminas: la deficiencia de vitaminas, en especial de la vitamina B, hace que los tejidos puedan ser más susceptibles de presentar llagas.
  • Estrés: el estrés, la ansiedad y cualquier alteración emocional nerviosa puede desencadenar la aparición de llagas.
  • Cambios hormonales
  • Algunas enfermedades autoinmunes
Lectura Recomendada: Como Curar las Llagas en la Boca.

Por lo general es complicado que las llagas aparezcan en el paladar duro ya que los tejidos que lo forman lo dificultan pero en el paladar blando, lo que conocemos como el velo del paladar, sí son habituales.

curar llagas o pupas en el paladar

Síntomas de las Llagas o Pupas en el Paladar

Por lo general, el primer síntoma que aparece cuando hay llagas en el paladar es dolor o escozor en el mismo a la hora de comer o beber. En ocasiones, el simple roce con la lengua puede provocar esas molestias. Un examen rápido frente al espejo nos permitirá ver las lesiones en el cielo de la boca.

 Las llagas en el paladar son habituales en niños 

En las ocasiones en las que el dolor es demasiado intenso, puede venir acompañado de otros síntomas como fiebre, pérdida de apetito, mal aliento y malestar general. Cuando todo esto aparece hay que recurrir al médico pues quizá existe una infección más grave que puede afectar a otras partes del cuerpo.

Remedios Naturales y Cómo Curar las Llagas en el Paladar

Las llagas en el paladar siguen su propio proceso de curación hasta que desaparecen pero mientras tanto, tenemos a nuestra disposición algunos remedios caseros que nos pueden ayudar a facilitar esta curación y a aliviar las molestias.

  • Enjuague con agua y sal: es el perfecto sustituto de los enjuagues que suelen venderse en farmacias con la ventaja de ser más asequible además de tenerlo ya en casa. Hay que hacer gárgaras con la mezcla y mantenerla en la boca al menos durante 15 segundos procurando que alcance el paladar.
  • Miel y limón: mezclando una cucharada de miel y el zumo de un limón se crea una pasta que aplicar directamente sobre las llagas. El poder cicatrizante de la miel junto con las propiedades antisépticas del limón crean la combinación perfecta para favorecer la curación de las llagas. Es recomendable mezclar el limón con la miel ya que usar solamente el limón puede resultar muy doloroso.
  • Agua oxigenada: diluyendo medio vaso de agua oxigenada en la misma cantidad de agua del grifo es posible beneficiarse de sus propiedades desinfectantes, limpiadoras y cicatrizantes.
  • Aloe vera: se debe usar el gel de la hoja del aloe rebajado con un poco de agua y aplicarlo directamente sobre la llaga para eliminar la molestias y ayudar a la cicatrización.

llagas en el paladar remedios

  • Hielo: mediante la aplicación de hielo directamente sobre la llaga, la zona se adormece y se alivia el dolor además de que la inflamación se reducirá. También sirve comer helados por el mismo motivo, algo muy útil si quien padece las llagas es un niño.
  • Infusión de manzanilla: la manzanilla ejerce un efecto calmante pero eso sí, hay que procurar no consumirla demasiado caliente para evitar que las llagas empeoren.
  • Infusión de cola de caballo: esta planta tiene propiedades cicatrizantes muy beneficiosas para las llagas. Se puede tomar hasta tres veces al día.
  • Leche con higos: este curioso remedio consiste en cocer tres higos en un cazo con leche hasta que hierva. Después se cuela la leche dejando aparte los higos y se usa para aplicarla con un algodón sobre las llagas.
  • Vinagre de manzana: tiene una gran acción antiséptica. Hay que mezclarlo con agua y usarlo como enjuague tres veces al día.
  • Corteza de granada: es bueno hacer enjuagues con el agua en el que se hayan cocido cáscaras de granada. Éstas tienen propiedades cicatrizantes y antibacterianas perfectas para combatir las llagas en el paladar.
  • Infusión de hojas de abedul: puede usarse como enjuague bucal las veces al día que sea necesario.
  • Consumir alimentos ricos en hierro, vitamina B y ácido fólico: huevos, pescado, espinacas, acelgas, plátanos, legumbres…
  • Beber mucha agua: es importante mantenerse hidratado para que la piel no se reseque y las llagas sean aún más dolorosas. Además, beber agua fría puede aliviar el malestar.

curar llagas en el paladar niños

Además, es importante mantener una buena higiene bucal en todo momento para evitar que las bacterias sigan proliferando dentro de la boca empeorando las llagas o favoreciendo la aparición de otras nuevas. No solo es importante cepillarse los dientes y la lengua correctamente sino que también es recomendable el uso del hilo dental para asegurarnos de que no quedan restos de comida dentro de la boca.

En el caso de las prótesis removibles hay que procurar que siempre estén limpias puesto que son susceptibles de acumular restos de comida y bacterias que acaban formando llagas. De la misma manera, es necesario comprobar que siempre estén bien ajustadas para que no produzcan heridas en el paladar. Tanto al comienzo como al final del día es conveniente limpiar bien las prótesis.

Si quieres más artículos como este sobre las Llagas en el Paladar puedes leer nuestra categoría sobre las Enfermedades Bucales o los siguientes artículos relacionados:

Si lo que quieres es ver otras enfermedades en el paladar, también tenemos otros artículos sobre ello:

Cómo curar las Llagas en el Paladar
5 (100%) 1 voto[s]

Deja un comentario