Bulto en el Paladar – Por Qué Ocurre y Cómo Curarlo

Por lo general, la presencia de un bulto en el paladar no supone un problema grave. Sin embargo, esto no quiere decir que no se le deba prestar atención ya que el paladar está formado por glándulas salivales, nervios y vasos sanguíneos y hay que determinar cuáles están afectados.

En el momento en el que se detecta un bulto en el paladar hay que acudir al médico para que lo examine y realice las pruebas pertinentes a fin de saber cuál es su causa y cómo se puede tratar.

bulto en el paladar

¿Por Qué tengo un Bulto en el Paladar?

Existe bultos de distinta naturaleza que se pueden diferenciar por su forma, color, movilidad, consistencia y localización. El médico examinará todos estos factores para determinar ante qué tipo de bulto se encuentra y qué hacer al respecto.

Algunas de las causas más frecuentes de los bultos en el paladar son:

  • Torus palatino. Consiste en un desarrollo de tipo óseo que aparece en forma de protuberancia en el paladar. Suele tener un origen genético y en muchas ocasiones es imperceptible. No duele ni tiene otros síntomas y su apariencia es dura. No tiene relación con el cáncer.
  • Absceso o quiste odontogénico. Es una pequeña inflamación o bulto que suele aparecer por lo general cerca de alguno de los dientes como consecuencia de una infección que se ha extendido a la mucosa del paladar.
  • Granuloma piogénico. Es frecuente en mujeres embarazadas y se sitúa por lo general en mitad del paladar. Es un bulto blando, rosado y de consistencia fina que puede llegar a sangrar en el caso de sufrir una irritación. La manera de eliminarlo es mediante una cirugía de extirpación aunque suele desaparecer después de producirse el parto. Está provocado por los cambios hormonales que se producen durante el embarazo.
causas bulto en el paladar
  • Quiste mucoso o mucocele. Aparece debido a la acumulación de moco o por una alteración de las glándulas salivales que están situadas en el paladar. Es un bulto inflamado, blando y que crece muy despacio. Suele desaparecer por sí solo. No es doloroso pero si no desaparece y empieza a causar molestias, debe ser extirpado mediante cirugía.
  • Adenoma pleomorfo de glándulas salivales. Es un tumor benigno de las glándulas salivales no canceroso. Es un bulto rodeado de mucosa que se localiza normalmente a ambos lados de la línea central del paladar. No es doloroso y su crecimiento es tan lento que pueden pasar años antes de que sea perceptible.
  • Tumor maligno de las glándulas salivales. Es parecido al bulto anterior solo que en este caso sí es doloroso y crece de forma mucho más rápida. Puede aparecer en cualquier persona aunque los fumadores y quienes beben alcohol de forma frecuente son más propensos a padecerlo. Tiene distintos niveles de malignidad por lo que hay que acudir al médico cuanto antes.
  • Paladar del fumador. Tal como indica su nombre, este bulto suele aparecer en personas con el hábito de fumar, ya sea en pipa o cigarrillos. El bulto aparece como una mancha roja con el centro de color blanco.
  • Perlas de Epstein. Suelen afectar al 80% de los niños y por lo general son normales, inofensivos y tampoco causan ningún tipo de dolor. El bulto suele ser de color blanco o amarillento. También se conocen con el nombre de quistes gingivales.
  • Enfermedades de transmisión sexual. Los bultos en el paladar también pueden aparecer como resultado de una enfermedad de transmisión sexual, especialmente el herpes simple que da lugar a ampollas muy dolorosas que pueden aparecer en toda la boca.
bulto en el paladar niños

Cómo Saber si es Benigno o Maligno

Como se ha comentado anteriormente, los bultos en el paladar pueden tener naturaleza benigna o maligna. Para determinar esto, hay que acudir al médico para que realice las pruebas pertinentes y elabore un diagnóstico adecuado. El especialista debe controlar y valorar la lesión para evitar males mayores y futuras complicaciones.

Por lo general, lo primero que hará el médico será preguntar al paciente por su historial clínico y también por sus antecedentes familiares. Las primeras pruebas que realizará a continuación serán radiografías y análisis de sangre, y dependiendo del resultado de las primeras puede requerir tomografías en la zona afectada.

Para analizar el bulto de forma efectiva, se realizará una biopsia aunque depende del caso, puede tener resultados negativos sobre el paciente. En esta situación, se lleva a cabo una citología por punción aspiración con aguja fina (PAAF), una prueba que es de baja sensibilidad pero que ofrece buenos resultados y es muy eficaz para descartar la presencia de tumores de naturaleza maligna.

Por lo general, hay algunos síntomas que indican que el bulto es maligno:

  • Heridas que no cicatrizan y sangrado del bulto
  • Hinchazón excesivo y dolor
  • Dificultad para tragar y hablar
  • Mal aliento
  • Pérdida de peso
bulto en el paladar benigno maligno

Remedios y Tratamientos Para Quitar el Bulto en el Paladar

El tratamiento que se aplica a los bultos en el paladar depende de la naturaleza del mismo. El torus palatino no se suele extirpar a menos que exista una prótesis con la que interfiera y cause molestias. Los abscesos y los quistes se tratan mediante antibióticos que eliminen la infección que los ha provocado. En cuanto a los tumores, se suele realizar una biopsia para determinar su naturaleza y una vez hecha, se procede a la extirpación y al tratamiento que corresponda.

Siempre que el médico lo autorice, se puede recurrir a medicamentos de libre disposición que ayuden a aliviar las molestias, es decir, analgésicos y antiinflamatorios como el paracetamol o el ibuprofeno.

IMPORTANTE
Hay que acudir al médico si el bulto crece, sangra, causa demasiado dolor o no desaparece en dos semanas

Además, hay varios remedios caseros a los que se puede recurrir tanto para aliviar el dolor o las molestias que causa el bulto en el paladar como para tratar de bajar la inflamación. Uno de los más sencillos es hacer gárgaras con agua fría, algo que está al alcance de cualquiera prácticamente en cualquier momento y que no tiene ningún tipo de contraindicaciones ni de efectos secundarios.

remedios bulto en el paladar

Beber leche, especialmente si está fría, también ayuda no solo a reducir el dolor que pueda haber en el paladar sino también a evitar que las molestias vayan a más. De la misma manera, comer yogur dentro de la dieta habitual también ayuda a aliviar el bulto en el paladar.

El aloe vera, cada día más conocido por los beneficios que tiene para la salud el gel que brota del interior de sus hojas, también es una buena opción para tratar los bultos en el paladar. La solución es tan sencilla como tomar un poco de este gel y aplicarlo directamente sobre el bulto, aunque otra opción es disolver este gel en un vaso de agua y enjuagarse la boca con la mezcla.

Usando bicarbonato de sodio con agua se puede preparar una pasta para aplicarla directamente sobre el bulto en el paladar. Tras dejarlo actuar unos minutos, se enjuaga la boca con agua fresca y fría. Se puede repetir tres veces al día hasta que el bulto haya desaparecido.

La miel tiene propiedades antibacterianas que se pueden aprovechar para tratar los bultos en el paladar. Se puede aplicar un poco de miel directamente sobre el bulto para que la inflamación vaya reduciéndose poco a poco. Lo ideal es ponerlo justo antes de ir a dormir para que pueda actuar en el transcurso de la noche.

miel para bulto en el paladar

La salvia es una hierba aromática fácil de conseguir que tiene propiedades astringentes y antiinflamatorias muy útiles para tratar algunos bultos en el paladar como, por ejemplo, el mucocele. Se puede usar el extracto de salvia diluido en agua para hacer enjuagues. Hay que recordar que los aceites esenciales no se deben ingerir.

La cúrcuma es una especia muy utilizada en la cocina pero que tiene propiedades beneficiosas para la salud, en especial para las afecciones relacionadas con la piel. Mezclando cúrcuma y leche se fabrica una especie de pasta que se puede aplicar sobre el bulto del paladar con la ayuda de un algodón. Se puede repetir hasta dos veces al día.

Hay que tomar ciertas precauciones mientras se padezca de un bulto en el paladar como, por ejemplo, seguir una dieta de alimentos blandos que evite que se puedan producir daños o lesiones. Hay que evitar consumir alimentos demasiado calientes así como picantes o ácidos, pues podrían provocar irritaciones y aumentar las molestias.

Si te ha gustado este artículo sobre los Bultos en el Paladar te recomendamos leer nuestra categoría sobre las enfermedades bucales o específicamente la que tenemos sobre las enfermedades del paladar de la que te dejamos unos artículos a continuación:

Bulto en el Paladar – Por Qué Ocurre y Cómo Curarlo
5 (100%) 2 voto[s]

Deja un comentario