La Faringitis Estreptocócica – Causas, Síntomas y Tratamientos

La faringitis estreptocócica es una faringitis bacteriana que es muy frecuente en niños. Suele acompañarse de síntomas como fiebre, dolor abdominal e inflamación de las amígdalas.

No se trata de una enfermedad grave pero es conveniente acudir al médico ante los primeros síntomas para que sea tratada adecuadamente y poder evitar que surjan posibles complicaciones.

Su duración se alarga algunos días en los que se recomienda tomar antibióticos recetados por el médico, tener mucho reposo y beber líquidos en abundancia.

faringitis streptococica

Qué es la Faringitis Estreptocócica

La faringitis estreptocócica es un tipo de faringitis causada por unas bacterias llamadas Streptococos de grupo A. Es especialmente común en niños y también en adolescentes.

¿Quieres saber Más? Puedes leer nuestro artículo sobre la Faringitis Aquí.

Cualquier persona puede contraer en algún momento la faringitis estreptocócica. Las bacterias que la provocan se alojan en las secreciones nasales y faríngeas por lo que pueden transmitirse a través de estornudos, toses o estrechando la mano de alguien infectado que se hayan cubierto la boca o la nariz al realizar alguna de estas actividades.

¡¡IMPORTANTE!!
Lavarse las manos habitualmente reduce las posibilidades de contagiarse de faringitis estreptocócica y otras enfermedades infecciosas

Es importante saber distinguir una faringitis estreptocócica de un simple dolor de garganta. Éste suele estar provocado por virus y viene acompañado de síntomas como secreción nasal, enrojecimiento de los ojos, tos y afonía. Además, en la mayor parte de los casos desaparece de forma espontánea sin necesidad de la ingesta de medicamentos.

Es muy difícil tratar de prevenir una faringitis estreptocócica pero sí se pueden tomar algunas medidas además de lavarse las manos con asiduidad, en especial tras haber estado en contacto con una persona enferma. Hay que evitar compartir cubiertos y alimentos con los demás, en especial si se sabe -o se sospecha- que pueden estar pasando por una faringitis, y también es conveniente cubrirse la boca y la nariz en lugares cerrados con aglomeración de gente.

que es la faringitis streptococica

Síntomas de la Faringitis Estreptocócica

Los síntomas que identifican a la faringitis estreptocócica suelen aparecer de dos a cinco días después de haber estado en contacto con la bacteria. Pueden ser más leves o más graves dependiendo de la intensidad de la propia faringitis.

  • Aparición de placas en la garganta de color rojizo o blanquecino
  • Dificultad a la hora de tragar saliva o alimentos
  • Inflamación de los ganglios linfáticos del cuello, que también pueden estar sensibles y dolorosos al tacto
  • Inflamación y enrojecimiento de las amígdalas
  • Dolor de cabeza
  • Dolor en la zona lumbar de la espalda
  • Dolor abdominal
  • Fiebre que comienza de forma repentina y alcanza su máximo en el segundo día
  • Malestar general, sensación de “tener mal cuerpo”
  • Náuseas y pérdida de apetito
  • Erupciones cutáneas especialmente en el cuello y en el tórax
  • Escalofríos
  • Mal sabor de boca
Estos síntomas no tienen por qué aparecer al mismo tiempo ni tampoco todos ellos estarán presentes en cada caso de faringitis estreptocócica. Por lo general, hay que acudir al médico si se observan al menos unos tres síntomas al mismo tiempo.

sintomas faringitis streptococica

Cómo diagnosticar la Faringitis por Estreptococo

A pesar de contar con este listado de síntomas, siempre es recomendable acudir al médico pues será él quien podrá determinar con exactitud si se deben realmente a una faringitis estreptocócica o a alguna otra afección.

Una de las pruebas de diagnóstico más rápidas que suelen emplear los doctores consiste en emplear un algodón o hisopo para tomar muestras de las secreciones de la garganta. El análisis de las mismas se realiza en tan solo cinco minutos, tras de los cuales se podrá dilucidar si se trata de una faringitis estreptocócica o no. En cualquier caso y aunque el resultado sea negativo, las muestras suelen enviarse a un laboratorio para hacer un cultivo cuyos resultados se conocen en el curso de unos días, especialmente si el afectado es un niño.

Además, los médicos pueden recurrir a los criterios de Cernor para determinar si el paciente tiene faringitis estreptocócica. Se basa en los siguientes cinco criterios clínicos y cada uno otorga un punto:

  1. Ausencia de tos
  2. Ganglios linfáticos del cuello inflamados
  3. Fiebre superior a 38º
  4. Inflamación de las amígdalas
  5. Edad inferior a 15 años

diagnostico faringitis streptococica

Remedios y Tratamientos

En la mayor parte de los casos de faringitis estreptocócica el médico suele recetar antibióticos que deben ser administrados durante un período de diez días. En las primeras veinticuatro horas se observará la bajada y desaparición de la fiebre. Además, la enfermedad dejará de ser contagiosa pese a lo cual hay que seguir tomando precauciones.

Por lo general, el antibiótico que suele recetar el médico es la penicilina cuya alternativa es la amoxicilina. En el caso de alergias, existen alternativas derivadas de los antibióticos de la familia de los macrólidos.

En los dos o tres días siguientes comenzarán a remitir el resto de síntomas y aunque el paciente pueda llegar a sentirse bien, es muy importante completar el tratamiento de antibióticos durante el tiempo que haya estipulado el médico. De no ser así, las bacterias podrían estar aún en la faringe volviendo a provocar de nuevo los mismos síntomas.

tratamiento faringitis streptococica

Para aliviar el dolor de garganta se pueden tomar analgésicos de libre disposición como, por ejemplo, el paracetamol. El médico puede recomendar la toma de antipiréticos en los casos en los que aparezca fiebre alta. Además, es importante mantener humedad ambiental y estar bien hidratado ya que ayudará a que el sistema inmune pueda recuperarse con más rapidez.

No se recomienda tomar pastillas y caramelos para el dolor de garganta ni tampoco hacer uso de aerosoles. Aunque sus efectos se producen con rapidez, a la larga son productos que acaban empeorando el estado de la garganta por lo que es preferible prescindir de ellos y recurrir a otros remedios.

Remedios Caseros para la Faringitis Estreptocócica

Uno de los principales remedios caseros que se pueden adoptar ante un caso de faringitis estreptocócica es una dieta blanda que facilite la ingesta de alimentos a pesar del dolor de garganta. Esta dieta puede basarse en alimentos como sopas, cremas o purés, aunque dependiendo del nivel de las molestias en la garganta, se puede ingerir también carne de pollo cocida y cortada en trozos muy pequeños o verduras cocidas machacadas con el tenedor.

Los caldos y la leche serán buenos aliados no solamente para humedecer la comida en ellos y hacer que se trague con más facilidad sino también porque ayudarán a mantener la hidratación del cuerpo. Los alimentos fríos, al contrario de lo que se suele creer, ayudan a reducir la inflamación de la garganta por lo que helados, yogures y gelatinas serán buenas opciones para comer durante una faringitis streptocócica.

helado para faringitis streptococica

Respecto a los alimentos a evitar, serían aquellos con demasiado picante o especias. Tampoco se deben consumir comidas demasiado calientes, ni las que contengan cítricos y aquellas de textura dura o crujiente que pudieran hacer daño a su paso por la garganta.

Otro remedio casero consiste en hacer gárgaras con sal o bicarbonato de sodio previamente disueltos en agua tibia. Es una solución muy sencilla ya que son ingredientes que hay en todas las casas y ayuda a reducir la inflamación y a aliviar la mucosidad en caso de haberla, ya que hará que sea más fácil su expulsión. Además, tanto la sal como el bicarbonato resultan muy útiles como antisépticos para eliminar las bacterias que se encuentren en la garganta.

La miel es un clásico a la hora de tratar cualquier afección relacionada con la garganta. Tiene propiedades antibacterianas muy útiles para curar una faringitis streptocócica y además, suaviza la irritación de la zona y reducir la inflamación. La miel puede tomarse tal cual o disuelta en un té de hierbas. Si se mezcla con el té de limón, la combinación resultará aún más beneficiosa.

miel para faringitis streptococica

El ajo, gracias a sus propiedades antibacterianas y antisépticas, es otro de esos ingredientes que siempre hay en casa y del que poder beneficiarse en caso de faringitis. Se puede agregar a las comidas para beneficiarse de sus propiedades aunque también se pueden adquirir pastillas de ajo en la farmacia o en el herbolario.

También es muy útil tomar vahos de eucalipto y menta para mantener la hidratación de las fosas nasales y de la garganta. Para esto, hay que poner a hervir un recipiente lleno de agua y añadir después hojas de menta y eucalipto. Lo más cómodo es colocar después este recipiente en el suelo para poder inclinarse sobre él y aspirar el vaho. Para aprovechar mejor los efectos, es recomendable cubrirse la cabeza con una toalla.

Además, hay que tomar algunas medidas en el día a día como, por ejemplo, dejar de fumar si es que existe ese hábito en el paciente, y cubrirse el cuello con una bufanda o un pañuelo, dependiendo de la época del año, para evitar los cambios bruscos de temperatura.

Si te ha gustado este artículo sobre la Faringitis Estreptocócica entonces probablemente quieras leer algunos similares sobre las enfermedades bucales más comunes, específicamente tenemos una categoría 100% dedicada a las enfermedades de la garganta y además tenemos una larga colección de artículos relacionados con la Faringitis, esos artículos te los presentamos a continuación:

La Faringitis Estreptocócica – Causas, Síntomas y Tratamientos
5 (100%) 1 voto
Si te ha Gustado, Ayúdanos a Compartir:
boca sana gravatar

BocaSana está conformada por un grupo de expertos y aficionados a la higiene bucal, en nuestra web publicamos guías de compra, consejos e información útil para que puedas mantener una adecuada salud bucodental.

Deja un comentario