Faringitis Alérgica – Causas, Síntomas y Tratamientos

La faringitis alérgica se ha convertido en una afección cada vez más común hoy debía debido al aumento y la incidencia global de las enfermedades alérgicas. Cada vez son más las personas que padecen alguna alergia.

Este tipo de faringitis es más común en las personas que viven en grandes ciudades donde hay más contaminación y, por tanto, las vías respiratorias se ven más afectadas por agentes externos perjudiciales para la salud.

Además, la predisposición a padecer alergias se transmite de padres a hijos por lo que cada vez serán más las personas que tienen este tipo de afecciones.

faringitis alergica

Qué es la Faringitis Alérgica

La faringitis alérgica se manifiesta con la inflamación de la mucosa de la faringe como consecuencia del agente alérgico.

Para más información te recomendamos también leer nuestro artículo con los Remedios y Síntomas de la Faringitis.

Entre los agentes alérgicos que pueden provocar este tipo de faringitis se encuentran los siguientes:

  • Las partículas de polvo en el aire, especialmente en ambientes muy secos
  • El polen, especialmente en los meses de floración entre febrero y octubre. Algunas de las plantas y árboles que provocan alergia son las gramíneas, la salsola, el olivo, el ciprés, el plátano de sombra o arce platanero y la parietaria.
  • Algunos medicamentos
  • Los aerosoles para inhalar que consumen los afectados por el asma
  • Determinados alimentos
  • El humo de los cigarros y de los coches
  • La caspa y la piel de algunos animales
  • Los sprays cosméticos como los desodorantes, la laca o los productos para la piel
Pero, además, existen otra serie de factores que pueden favorecer la acción de estos agentes alérgenos, provocando incluso un empeoramiento de los síntomas.
  • Infecciones en la cavidad oral
  • Inhalación prolongada de aire frío
  • Reducción de las defensas del cuerpo a causa de la debilidad del sistema inmune
  • Enfermedades virales frecuentes
faringitis por alergia al polvo

Signos y Síntomas de la Faringitis Alérgica

En muy raras ocasiones la faringitis alérgica afecta solamente a la garganta. Por ello, es común que aparezcan síntomas que tienen relación con otras partes del cuerpo como, por ejemplo, los ojos o la nariz, dando lugar a la conjuntivitis o a la rinitis. También puede producirse una dermatitis, aunque es menos frecuente.

Por lo general, el primer síntoma que aparece es un leve dolor de garganta ya que es el primer lugar con el que entra en contacto el agente alérgeno, en concreto con la mucosa de la faringe. La persona siente como si tuviera agujas en la garganta y percibe la zona más caliente, irritada y con picor.

Conforme progresa la afección, el dolor de garganta se hace más intenso y aparece la tos seca, que no suele ser productiva al menos al principio. Esta tos impide tragar saliva y alimentos con facilidad.

tos por faringitis alergica

La faringitis alérgica suele tener una duración mayor a la faringitis viral o bacteriana y puede llegar a convertirse en crónica si no se trata adecuadamente

Aparece también mucosidad nasal y sube la temperatura corporal, aunque nunca llega a ser fiebre demasiado alta. También pueden surgir picazón y dolor en los oídos.

Según se propaga el proceso alérgico, éste puede alcanzar las cuerdas vocales produciéndose así ronquera o directamente afonía, es decir, una completa falta de voz, aunque no es algo frecuente.

No suele aparecer dificultad al respirar ni tampoco la sensación de tener un cuerpo extraño en la garganta, pero sí existe la posibilidad de que haya una ligera fiebre que no supera los 37,5 grados.

mucosidad por faringitis alergica

En ocasiones, es difícil diferenciar una faringitis alérgica de un resfriado común ya que aparentemente sus síntomas son muy similares. Sin embargo, existen algunas diferencias que hay que tener en cuenta para saber cuándo se trata de un catarro y cuándo de una alergia.

  • Los síntomas se reactivan cuando la persona está en contacto con el alérgeno. Por ejemplo, en el caso de alergia al polvo o al polen, los signos serán más graves al salir a la calle que cuando se está en el interior.
  • El picor nasal y los estornudos de repetición serán síntomas predominantes mientras que en un resfriado destacan el dolor de garganta y el escozor de nariz.
  • La mucosidad provocada por una faringitis alérgica es más acuosa que la del resfriado, que es más espesa y abundante.
  • El catarro tiene una duración aproximada de cinco a siete días mientras que la faringitis alérgica se alargará tanto tiempo como se esté en contacto con el agente alérgeno que la produce.

Remedios y Tratamientos

Como es lógico, la primera medida a tomar en el caso de padecer faringitis alérgica es la completa eliminación de exposición al agente alérgeno que está provocando la afección. En algunos casos, es conveniente tomar antihistamínicos.

Existen vacunas para prevenir la alergia aunque esto no quiere decir que la misma desaparezca sino que hace que el organismo sea más tolerante a la presencia de los agentes alérgenos.

mascarilla por faringitis alergica

Si la persona afectada presenta alergia al polvo y vive o trabaja en un entorno en el que es difícil aislarse de este agente alérgeno, puede protegerse del mismo mediante el uso de mascarillas. Además, si son los ácaros los que provocan la alergia, se debe usar un protector especial para el colchón tanto de la cama como del sofá u otros muebles en los que puedan vivir.

Es recomendable no salir demasiado a la calle en la medida de lo posible para evitar estar en contacto con el polvo, el humo de los coches y la contaminación ambiental. En caso de tener que estar fuera de casa, se puede usar una mascarilla o incluso un pañuelo mojado puesto contra la nariz y la boca.

Dentro de casa, hay que evitar el humo de los cigarros en el caso de ser fumador o haber alguno en el hogar, encender velas y usar productos químicos de limpieza. La casa, o al menos la habitación en la que suele estar la persona afectada, debe ventilarse al menos durante tres horas al día.

ventilar la casa para evitar faringitis alergica

Es conveniente también quitar las alfombras y lavar las cortinas, tapetes y manteles periódicamente ya que son objetos en los que se acumula el polvo. Es preferible usar la aspiradora para limpiar los suelos en lugar de barrer, pues esta acción levanta partículas de polvo en el ambiente.

Si se puede, es mejor no tener plantas, flores o animales, en el caso de que sean agentes alérgenos que afecten a la persona en cuestión.

En el caso de alergia al polen, hay que recordar que éste está más concentrado en el aire entre los meses de febrero y octubre así que hay que procurar no estar demasiado tiempo expuesto al exterior o al menos, en zonas en las que el polen está más presente. En caso de hacerlo, hay que quitarse la ropa nada más llegar a casa y lavarse el cabello antes de ir a dormir para evitar que el polen permanezca en la almohada. Se recomienda también dormir con las ventanas cerradas.

faringitis alergica por polen

Cuando se tiene alergia a determinados productos químicos, el tratamiento consiste en inyecciones y pastillas de antioxidantes y oxigenoterapia. Es conveniente hacer ejercicio físico ya que este tipo de sustancias se eliminan a través de los poros de la piel, permitiendo así que el sistema inmunológico pueda recuperarse.

El médico puede recomendar una dieta especial en la que se designan alimentos prohibidos debido al riesgo de contener alérgenos que provoquen la faringitis, la llamada dieta hipoalergénica. Algunos de estos alimentos pueden ser:

  • Cualquier tipo de producto ahumado
  • Cítricos como la naranja o el limón
  • Productos que contengan chocolate
  • Productos que incluyan colorantes y conservantes
  • Cereales, especialmente trigo, cebada, centeno y avena
  • Refrescos y alcohol
  • Lácteos
  • Pescados y mariscos en cualquier forma
  • Frutos secos
  • Miel
Conforme remitan los síntomas de la faringitis, los alimentos pueden ser reintroducidos poco a poco a menos que se haya detectado que alguno de ellos contiene los agentes alérgenos que han dado lugar a la enfermedad.

En el caso de que hayan aparecido lesiones infecciosas en la boca o en la nariz debido a la faringitis, es conveniente que éstas sean eliminadas cuanto antes para evitar que se sigan propagando.

calendula para faringitis alergica

En el caso de que no existan alergias a hierbas y plantas, se recomienda realizar enjuagues bucales con decocciones de manzanilla, caléndula o salvia debido a que sus propiedades pueden ayudar a calmar las molestias de la garganta. Estos enjuagues pueden hacerse hasta ocho veces al día y se recomienda no comer ni beber nada hasta media hora después de haberlos hecho.

No es recomendable acudir a las pastillas o a los aerosoles pues, aunque sus efectos calmantes son rápidos, a la larga contribuyen a empeorar la afección. Sí se puede, en cambio, tomar suplementos vitamínicos que ayuden al sistema inmune a recuperarse con más rapidez.

Es muy importante acudir al médico ante los primeros síntomas ya que podrían surgir complicaciones como, por ejemplo, el debilitamiento del sistema inmune de la mucosa de la faringe, lo que la hace susceptible de futuras infecciones.

Además, puede desarrollarse un catarro crónico y la presencia constante de estreptococos en la garganta puede conducir con el paso del tiempo a problemas en los riñones y en los pulmones.

Si te ha gustado este artículo sobre la Faringitis Alérgica entonces probablemente quieras leer algunos similares sobre las enfermedades de la boca, específicamente tenemos una categoría 100% dedicada a las enfermedades en la garganta y además tenemos una larga colección de artículos relacionados con la Faringitis, esos artículos te los presentamos a continuación:

Faringitis Alérgica – Causas, Síntomas y Tratamientos
5 (100%) 1 voto[s]

Deja un comentario