Puntos Blancos en la Garganta – Causas, Remedios y Tratamientos

Los puntos blancos en la garganta son una afección que puede sorprender cuando se tiene por primera vez. Aunque puede llegar a ser bastante desagradable, lo cierto es que, por lo general, no supone ningún riesgo peligroso para la salud. Hay varias enfermedades que pueden causar la aparición de manchas, puntos o granitos blancos en la garganta y es importante determinar cuál es la que los ha ocasionado para poder poner un tratamiento.

puntos blancos en la garganta

Cuáles son las Causas comunes de los Puntos blancos en la garganta

En la mayoría de los casos, los puntos blancos en la garganta son una reacción del organismo ante agentes invasores como virus, bacterias, hongos, infecciones, etcétera. Esto ocurre no solamente porque la piel de la garganta sea muy sensible sino porque también es uno de los primeros tejidos del organismo que reacciona ante los cambios en el mismo.

Los puntos blancos en la garganta suelen asociarse a los siguientes síntomas dependiendo de la enfermedad que los haya causado:

  • Congestión nasal.
  • Fiebre alta
  • Glándulas inflamadas en el cuello.
  • Dolor y dificultad para tragar.
  • Garganta seca.
  • Sabor desagradable en la boca.
  • Inflamación de las amígdalas

A continuación presentamos algunas de las causas que provocan la aparición de manchas blancas en la garganta

causas de puntos blancos en la garganta

Piedras amígdalas o tonsilolitos

como quitar los puntos blancos en la gargantaNo se trata de una enfermedad peligrosa aunque sí resulta ser bastante desagradable ya que supone la aparición de pequeños cálculos en las amígdalas que causan dolor al tragar e incluso dificultades a la hora de respirar así como un constante sabor extraño en la boca. Por lo general, estos cálculos se forman a base de restos de comida y mucosidad como consecuencia de un déficit en la autolimpieza que de por sí tienen las amígdalas. Se caracterizan por emitir un olor muy desagradable y, de hecho, muchas personas se dan cuenta de que tienen tonsilolitos porque amigos o familiares les advierten acerca del mal aliento.

Cuando aparecen bacterias en estas acumulaciones de comida y mucosidad, los cálculos se vuelven cada vez más sólidos y, por lo tanto, más molestos. Se pueden probar algunos remedios caseros como hacer gárgaras con agua y sal o comer alimentos secos que arrastren estas piedras. En el caso de que no funcionen o de que las molestias se agraven, especialmente las que afectan a la respiración, hay que acudir a la consulta del médico.

Faringitis

faringitisLa faringitis es una enfermedad muy común que puede conllevar la aparición de manchas blancas en la garganta aunque, a diferencia del caso anterior, no suelen estar muy definidas ni tener una forma concreta. Por lo general, la faringitis causa fiebre, dolor y congestión, y se debe a infecciones víricas o bacterianas.

El médico recetará antibióticos para combatir la faringitis y recomendará tomar analgésicos o anestésicos locales para el dolor. Aunque en muchos casos la faringitis desaparece por sí sola sin ningún tratamiento, no hay que olvidar que puede pasar todo lo contrario y empeorar con la aparición de una tos persistente o con la difusión de las manchas blancas por el interior de la boca y la lengua.

Amigdalitis

remedios puntos blancos en la gargantaLa amigdalitis consiste en la inflamación de las amígdalas, los ganglios linfáticos que se encuentran en la parte posterior de la garganta. Esta inflamación está causada por una infección que puede deberse tanto a un virus como a una bacteria, por lo que su tratamiento dependerá de si se trata de uno u otra. Su síntoma más visible y reconocible son, precisamente, la aparición de puntos blancos en la garganta.

Además de las manchas blancas, suele darse también dolor de garganta y de cabeza, fiebre y rigidez en el cuello. Si la infección está causada por una bacteria se emplearán antibióticos en su tratamiento. Por el contrario, si se trata de un virus, la solución consiste en usar remedios caseros para aliviar los síntomas hasta que la infección desaparezca.

Angina estreptocócica

anginasLas anginas también pueden provocar que las amígdalas aparezcan cubiertas de manchas blancas. En este caso suelen ser bastante molestas ya que causan bastante dolor, pueden salir pequeñas protuberancias y además, subir la temperatura corporal. A estos síntomas, se puede añadir debilidad general.

Candidiasis orofaríngea o aftas orales

candidiasis oralEs una infección que se produce cuando se descontrola el crecimiento de las bacterias y éstas se desarrollan en exceso. Puede causar la aparición de manchas blancas en la garganta pero también en la lengua y en otras zonas del interior de la cavidad bucal. Suele acompañarse de grietas en las comisuras de los labios, dolor y un constante mal sabor de boca.

20 consejos para una salud bucal

¿Quieres Conocer los Mejores Consejos para una Boca Sana?

Suscríbete en nuestra lista de correo para recibir el Libro Gratuito con los 20 Consejos para Mantener una Boca Saludable.

Mononucleosis

mononucleosisEsta infección por estreptococos es bastante difícil de eliminar y puede permanecer en el organismo hasta dos o tres meses. En este caso, las manchas blancas llegan con dolor de garganta, erupciones cutáneas, dolores musculares, somnolencia, falta de apetito o inflamación de los ganglios linfáticos. Suele contagiarse por medio de la saliva y por este motivo esta afección también es conocida con el nombre de “enfermedad del beso”.

Leucoplasia

leucoplasiaEsta enfermedad es poco común y causa la aparición de puntos y manchas blancas en la garganta y en otras zonas del interior de la cavidad bucal. Suele estar causada por el contacto de sustancias irritantes con las mucosas de la boca, en especial el tabaco, por lo que es frecuente en fumadores y en personas que suelen masticar tabaco. Aunque no está considerada una enfermedad peligrosa, si no se trata podría derivar en un cáncer oral.

La leucoplasia también puede ser causada por la enfermedad de reflujo gastroesofágico. Esta enfermedad consiste en que los ácidos del estómago regresan al esófago provocando indigestiones y acidez.

Cómo quitar las Bolitas Blancas en la Garganta

Las llamadas bolitas blancas en la garganta reciben el nombre de tonsilolitos y son pequeños cálculos que se forman en las amígdalas por la acumulación de mucosidad y restos de comida. Aunque en la mayoría de los casos acaban deshaciéndose por sí solos, existen una serie de remedios y tratamientos que nos pueden ayudar a acelerar este proceso para eliminar las molestias que ocasionan.

Remedios Caseros

Los principales remedios caseros que suelen utilizarse para quitar las bolitas blancas en la garganta son generalmente gárgaras después de cada comida. Éstas pueden realizarse con aceite de coco, con un vaso de agua tibia en el que se haya disuelto una cucharadita de sal o con cualquiera de los enjuagues bucales de venta en farmacias como Listerine, Oral B o Colgate.

Para aliviar el dolor de garganta que puedan estar causando las bolitas blancas en la garganta se puede tomar té de caléndula o de manzanilla ya que tienen propiedades antiinflamatorias y refrescantes. Para algo más completo, se puede preparar una infusión de equinácea, jengibre, miel y limón.

remedios caseros puntos blancos en la garganta

La pasta de pimienta de cayena es un gran remedio antibacteriano gracias al contenido en capsaicina que tiene este tipo de pimienta. Esta pasta es muy sencilla de hacer pues consiste simplemente en mezclar la pimienta de cayena con aceite de coco o cualquier otro aceite portador. En cualquier caso, esta crema también se vende ya hecha en herbolarios.

También se puede usar un bastoncillo de algodón para tratar de extraer los cálculos de las amígdalas. En cualquier caso, no se recomienda demasiado recurrir a esta solución ya que un mal uso del bastoncillo podría hacer que los cálculos se introdujeran de forma más profunda en la amígdala.

A todo esto hay que sumar un especial énfasis en la higiene bucodental. Es conveniente cepillarse los dientes después de cada comida sin olvidar la lengua y complementar esta limpieza con el uso de hilo dental y enjuagues bucales que ayuden a eliminar los restos de comida y las bacterias.

eliminar puntos blancos garganta

Tratamientos Quirúrgicos

No es habitual que se recurra a la cirugía para eliminar las bolitas blancas de la garganta excepto cuando no se pueden disolver con los medicamentos o la amigdalitis se vuelve demasiado repetitiva. El proceso utilizado en estos casos recibe el nombre de amigdalectomía, es decir, la extirpación de ambas amígdalas. El post-operatorio de esta cirugía suele ser bastante duro ya que provoca mucho dolor de garganta y, en ocasiones, también de oído. Para aliviar este malestar se puede tomar paracetamol o aspirina.

Otro tratamiento quirúrgico es el uso del láser para eliminar los cálculos ya que cierra las cavidades de las amígdalas impidiendo así la formación y la acumulación de nuevas bolitas blancas en la garganta. La parte más positiva de este proceso, aparte de que no hay necesidad de extirpar las amígdalas, es que es rápido e indoloro y no causa sangrado. Por lo general, el paciente abandona la clínica por su propio pie y a las pocas horas de haber ingresado.

***

Los puntos blancos en la garganta no suelen ser algo de lo que preocuparse ya que, por lo general, son síntomas de enfermedad que no representan ningún peligro para el organismo. Sin embargo, es conveniente actuar de alguna manera, ya sea con remedios caseros o acudiendo a la visita del médico, especialmente si aparecen otros síntomas de más gravedad que hagan aumentar las molestias.

Si te ha gustado este artículo sobre los Puntos Blancos en la Garganta quizás quieras leer el que tenemos donde se recopilan todas las enfermedades que padecemos en la boca o incluso hay uno más detallado con sólo las enfermedades de la garganta del que te dejamos algunos artículos relacionados:

Puntos Blancos en la Garganta – Causas, Remedios y Tratamientos
5 (100%) 1 voto
20 consejos para una salud bucal

¿Quieres Conocer los Mejores Consejos para una Boca Sana?

Suscríbete en nuestra lista de correo para recibir el Libro Gratuito con los 20 Consejos para Mantener una Boca Saludable.

Deja un comentario