Cuales son las 10 Principales Causas del Mal Aliento

La halitosis, también conocida simplemente como mal aliento, es una afección que, aunque no es grave, causa muchos problemas en las relaciones con los demás. Debido a esto, se ha llegado a considerar una enfermedad social ya que quien la padece suele desarrollar timidez o vergüenza a la hora de hablar con los demás por temor a que detecten el mal aliento.

¿Problemas de Mal Aliento? Aquí tenemos un artículo con los Remedios Caseros para Quitar el Mal Aliento

No existe un tratamiento único para la halitosis ya que éste depende del factor que la haya causado. Una vez que se sepa por qué ha aparecido el mal aliento, se pueden llevar a cabo las acciones necesarias.

principales causas del mal aliento

Las causas de la halitosis son muy numerosas y variadas pero aquí hemos seleccionado las diez principales causas del mal aliento para tratar de facilitar el diagnóstico. A pesar de todo, siempre es recomendable acudir a un especialista para confirmar por qué ha aparecido la halitosis.

Mal aliento por la mañana

mal aliento mañaneroEs habitual despertarse con mal aliento y además, teniendo una gran sensación de sequedad en la boca. Esto ocurre porque, a lo largo de la noche, se reduce la producción de saliva y, por tanto, la capacidad de autolimpieza de la boca. Por ello, las bacterias que hay en la cavidad bucal comienzan a desarrollarse y a producir las toxinas que causan el mal olor.

Para evitar que esto suceda, o cuanto menos para reducir su intensidad, lo ideal es cepillarse los dientes antes de irse a dormir y limpiarlos después con el hilo dental. De esta forma, apenas quedarán bacterias dentro de la boca que puedan causar el temido mal aliento.

La solución a este mal aliento es tan sencilla como lavarse los dientes al despertar o tras tomar el desayuno para eliminar bacterias.

Alimentos

Existen determinados alimentos que son propensos a causar mal aliento. Para entender qué tiene que ver la alimentación con el aliento, hay que explicar que las sustancias de dichos alimentos son absorbidas por la sangre que a su vez la lleva hasta los pulmones, desde donde se exhalan hacia la salida del sistema respiratorio, es decir, la boca.

En este caso, por lo tanto, no basta con lavarse los dientes después de comer ya que el mal aliento durará mientras la sustancia de esos alimentos permanezca en la sangre. Sin embargo, tomar alimentos lácteos paliará el problema por el momento.

Algunos de los alimentos que provocan mal aliento son el ajo y la cebolla, algunos tipos de quesos o el picante y algunas especias.

Mucosidad y flemas

mucosidad flemas halitosisAlgunas enfermedades respiratorias, especialmente aquellas que implican una gran producción de mucosa, pueden ser las causantes de la aparición del mal aliento o halitosis. Las bacterias suelen sentirse atraídas por las mucosas y las flemas así que en casos de sinusitis, resfriados o alergias, éstas acuden a ellas.

Cuando a raíz de alguna de estas enfermedades la mucosidad o las flemas se sitúan en la garganta, las bacterias actúan y aparece el mal aliento.

Enfermedades sistémicas

Existen otras enfermedades relacionadas con órganos de todo el cuerpo que pueden provocar mal aliento aunque a priori parezca que no tienen nada que ver. Algunos ejemplos son:

  • Diabetes: Cuando la diabetes no se controla como es debido, la acumulación de cetonas en la sangre se va liberando a través de la respiración causando halitosis. Además, si el nivel de azúcar en la sangre es demasiado alto atraerá a las bacterias ya que se alimentan de glucosa. El aliento tendrá olor a fruta.
  • Insuficiencia renal crónica: El 90% de los pacientes con insuficiencia renal presentan también halitosis. Cuando no están bien controlados o diagnosticados, los altos niveles de urea provocan que las glándulas salivales no funcionen bien, causando así que se seque la boca y, por tanto, que las bacterias proliferen liberando el mal olor dentro de la boca. El aliento adquiere un característico olor a amoníaco o a pescado.
  • Enfermedades hepáticas: La insuficiencia hepática o la cirrosis hacen que los gases del hígado sean absorbidos por la sangre pero no metabolizados por lo que llegan hasta los pulmones y de ahí pasan a la respiración. En este caso, el mal aliento es particularmente desagradable ya que tiene un olor parecido al de las heces, y puede llegar acompañado de vómitos, especialmente si existe además una obstrucción intestinal.

Sequedad de boca

boca seca halitosisLa boca seca es consecuencia de la disminución de la producción de saliva debido a un trabajo deficiente de las glándulas salivales. La saliva tiene la función de limpiar el interior de la boca de forma natural por lo que, si no se produce la suficiente, la cavidad bucal comienza a acumular bacterias y restos de comida.

Puede haber varias causas para tener la boca seca como, por ejemplo, una escasa hidratación del cuerpo al no consumir suficiente agua durante el día. También hay determinados medicamentos que provocan sequedad bucal al igual que el hecho de respirar por la boca o de dormir con la boca abierta. El estrés y la ansiedad provocan igualmente sequedad bucal. Una vez que se ha detectado cuál es la causa, se trata de ponerle remedio.

Consumo de tabaco

tabaco causa halitosisEl consumo de tabaco provoca que las toxinas que arrastra el humo del cigarrillo entren directamente en la cavidad bucal. Además, reduce el flujo de saliva por lo que la boca se seca perjudicando así su limpieza natural como hemos visto en el apartado anterior. Por último, perjudica a los anticuerpos naturales de la boca que la protegen de la acción de las bacterias.

En este caso, el remedio es muy sencillo, al menos en la teoría, ya que se trata simplemente de dejar el hábito del tabaco para evitar no solamente el mal aliento sino todas las enfermedades que puede traer. El olor puede perdurar incluso días después de haber dejado de fumar.

Prótesis dentales

protesis dentales halitosisLa correcta higiene dental que siempre se recomienda para los dientes naturales se tiene que aplicar de la misma forma a las prótesis dentales. Es muy fácil que se queden acumulados restos de comida entre los dientes, las encías y las prótesis. Las bacterias aprovecharán entonces para desarrollarse y producir el mal olor que se verá reflejado en el aliento.

De la misma forma en que hay que cepillarse los dientes después de comer, es necesario extraer la prótesis dental tras cada comida para limpiarla bien y eliminar los restos de comida. Además, hay que aprovechar para limpiar las encías y el resto de la cavidad bucal.

Lengua saburral

lengua saburral halitosisA la hora de llevar a cabo la higiene bucal, es fácil olvidar la lengua a pesar de que suele ser una de las causas más comunes de la halitosis ya que es donde se acumulan más bacterias. En su superficie no solamente se juntan estas bacterias sino también los restos de comida y el goteo post-nasal que cae directamente sobre ella.

La lengua se puede limpiar con el cepillo de dientes realizando suaves movimientos circulares aunque no es la herramienta más adecuada ya que está diseñada, en efecto, para la limpieza de los dientes. En farmacias se pueden comprar raspadores de lengua, también llamados limpia lenguas, que son objetos especialmente diseñados para la limpieza de este órgano.

Infecciones en la boca

infecciones en la boca halitosisCualquier tipo de infección que se produzca dentro de la cavidad bucal en susceptible de acabar provocando mal aliento. Algunos ejemplos son las heridas que quedan tras una intervención quirúrgica como la extracción de una muela, llagas bucales o caries. Siempre que exista una infección dentro de la boca, las bacterias pueden actuar libremente y causar el mal aliento.

Por ejemplo, la gingivitis es una enfermedad que consiste en la inflamación de las encías provocada por las bacterias que permanecen dentro de la boca debido a una deficiente higiene dental. Precisamente es debido a esta acumulación de bacterias que las personas que padecen gingivitis suelen tener además mal aliento.

Por lo general es difícil eliminar la halitosis simplemente con el cepillado de dientes y el hilo dental si se tienen infecciones así que lo más recomendable es acudir a un especialista para que ponga el tratamiento adecuado.

Estómago vacío

estomago vacio mal alientoOtra de las causas por las que aparece el mal aliento es tener el estómago vacío, esto es, pasar demasiado tiempo sin ingerir ningún tipo de alimento. Al no comer, las glándulas salivales segregan menos saliva por lo que la boca, las encías y la lengua no reciben la limpieza necesaria para mantener a raya a las bacterias.

Para evitar esto, es conveniente tomar pequeños refrigerios entre horas, especialmente si se trata de fruta fresca, y si por algún motivo esto no fuera posible, el masticar chicle puede ayudar a segregar saliva para activar la limpieza interna de la boca.

Recuerda que estas son las diez principales causas del mal aliento pero que hay muchas más pero menos frecuentes. Aunque hemos tratado los problemas más habituales, es recomendable acudir siempre al médico, especialmente si el mal aliento no desaparece con el cepillado de dientes habitual y si se acompaña de una afección respiratoria.

Si te ha gustado este artículo sobre las Causas del Mal Aliento, te recomendamos leer nuestra categoria sobre las Enfermedades de la Boca de la que te dejamos los siguientes artículos:

Cuales son las 10 Principales Causas del Mal Aliento
5 (100%) 1 voto[s]

Deja un comentario