Recetas Caseras para Quitar el Mal Aliento

El mal aliento es un problema que tiene consecuencias en el trato con los demás ya que podría provocar una situación desagradable. Por ello, es importante combatir el mal aliento y poder disfrutar en las relaciones con otras personas sin tener que pasar vergüenza.

Aquí te ofrecemos todo lo que necesitas saber para tener un aliento fresco y agradable que te ayude a recuperar la confianza y a sentirte mejor contigo mismo.

Que es la halitosis

Qué es la Halitosis (Mal Aliento)

La halitosis es el nombre que los médicos han dado a lo que comúnmente se conoce como mal aliento. Es bastante frecuente ya que, al menos en algún momento de su vida, afecta prácticamente a la mitad de la población.

Este mal no solamente es desagradable para quienes rodean al afectado sino también para éste mismo, que puede llegar a vivir episodios de vergüenza y evitar el contacto con otras personas. De hecho, se considera como una enfermedad social.

Una de las consecuencias de esta situación es que sea un problema del que apenas se habla, al contrario de lo que ocurre con otras enfermedades. Además, se dan diversos casos que van desde la persona que tiene mal aliento pero no lo sabe y la persona que tiene una auténtica obsesión con la halitosis a pesar de que nunca la haya padecido. Por esto, los especialistas creen que, en realidad, son muy pocos los auténticos casos de halitosis diagnosticados y tratados.

mal aliento

Alrededor de un 60% de los casos de halitosis tienen origen bucal, recibiendo entonces el nombre de halitosis oral, pero existe otra proporción de afectados en los que el motivo de su mal aliento procede de patologías digestivas o respiratorias, llamándose entonces halitosis extraoral. Por otro lado, hay una porción de gente que cree tener halitosis al sentir la boca seca por ansiedad o estrés pero que en realidad, no la padecen.

Este problema ha ido disminuyendo en los últimos tiempos ya que la gente cada vez está más concienciada respecto al hecho de mantener una adecuada higiene bucodental. Sin embargo, esto no quiere decir que no pueda aparecer en cualquier momento y entonces será necesario establecer su causa para poder solucionar el problema.

La aparición de la halitosis se debe a la presencia de compuestos sulfurados volátiles en el aire que se exhala por la cavidad bucal. Los compuestos son elementos de naturaleza tóxica para los tejidos que hay alrededor de los dientes y que podían provocar enfermedades como la periodontitis, la inflamación de las encías.

como aparece la halitosis

Causas Comunes del Mal Aliento

Sin duda, el motivo principal por el que hace su aparición el mal aliento está relacionado con la higiene bucal. No cepillarse los dientes tras cada comida, las caries y otras enfermedades derivadas de la falta de limpieza de la boca hacen que se produzca el temido mal aliento. La proliferación de bacterias dentro de la boca tiene como consecuencia un olor desagradable procedente del interior la misma.

La deshidratación es otra de las causas que provoca el mal aliento ya que tiene como consecuencia la falta de saliva en la boca, lo que reduce su limpieza ya que la saliva es antiséptica y está formada en un 99% por agua. Esta deshidratación puede estar causada porque no se consume el agua suficiente pero también hay determinados fármacos que provocan sequedad de boca.

También tenemos un artículo específico sobre las Causas del Mal Aliento que puedes revisar para ampliar la información.

Algunos medicamentos también son culpables del mal aliento y en otras ocasiones, éste aparece debido a una mala digestión que hace que suban gases hasta la boca. Además, el consumo excesivo de determinados alimentos también puede ser la causa; en este caso, un cepillado de dientes suele bastar para eliminar el mal aliento.

Un ejemplo de alimentos que provocan mal aliento son:

  • Ajo
  • Cebolla
  • Pescado en conserva
  • Licores
  • Algunos tipos de quesos
  • Huevos
  • Especias

¿Y por qué el consumo de estos alimentos puede influir en el olor del aliento? Porque el torrente sanguíneo absorbe sus aceites y sustancias transportándolos así hasta los pulmones. De ahí pasa al aliento causando un olor desagradable que desaparecerá cuando esos aceites se hayan evaporado por completo.

Además, durante la digestión el olor puede regresar a través del esófago y emitirse a la hora de respirar o hablar.

causas del mal aliento

Una dieta pobre en hidratos de carbono también puede ser causa de mal aliento. El pan, la pasta, el arroz o las legumbres tienen la función de extraer la energía de las grasas consumidas y su ausencia en la dieta puede provocar halitosis.

El consumo de tabaco es otro factor que causa mal aliento, no solamente porque deja sus propias sustancias dentro de la boca sino porque también hace que se reseque la boca. Además, los cigarrillos favorecen la aparición de enfermedades relacionadas con las encías que, a su vez, también pueden ser causa de halitosis.

 Para evitar el mal aliento no hay que pasar demasiado tiempo sin ingerir ningún alimento 

Algunas afecciones respiratorias pueden ser motivo de la aparición del mal aliento como pueden ser la rinosinusitis, la respiración bucal, la rinorrea, las deformaciones en el tabique nasal, la amigdalitis, la bronquitis o la neumonía.

Es habitual tener mal aliento por la mañana ya que durante la noche disminuye el flujo de saliva y las bacterias pueden proliferar. Así mismo, la gente de edad avanzada también suele padecer mal aliento debido a que tiene la seca boca debido a cambios regresivos en las glándulas salivales, independientemente de que su higiene bucodental sea la adecuada.

diagnosticar halitosis

Por lo general, la halitosis es difícil de diagnosticar porque uno mismo no se percata de que padece este problema. Una forma de comprobar si se padece halitosis es colocar la palma de la mano frente a la boca y exhalar aire por la boca para poder oler el aliento propio. En caso de haber sospechas, quizá por las reacciones de los demás, lo mejor es consultar con una persona de confianza que pueda confirmar si existe este problema o no.

La mejor manera de combatir el mal aliento es saber cuál es su causa para poder atacarla rápidamente. Si por algún motivo no es posible averiguarlo, será necesario recurrir al médico para compruebe la salud bucal y qué motivos pueden haber causado el mal aliento.

El especialista se encargará de determinar las causas del mal aliento para recetar el fármaco adecuado. No se trata de la misma manera una halitosis patológica que un mal aliento provocado por la sequedad de la boca.

7 Remedios Caseros para el Mal Aliento

Acabamos de comentar lo recomendable de ir al médico para quitar el mal aliento pero también hay soluciones que se pueden hacer en casa y que no tienen ninguna dificultad. Aquí dejamos siete trucos caseros para eliminar el mal aliento de una forma sencilla.

Enjuague bucal

El enjuague bucal se encarga de eliminar las bacterias que queden dentro de la boca incluso después del cepillado de dientes por lo que se convierte en el complemento perfecto para la higiene bucal diaria.

En las farmacias o cualquier tienda o supermercado en los que vendan productos de higiene personal podemos adquirir enjuague bucal. Este tipo de producto tiene una gran variedad de sabores, por lo que cada uno puede escoger aquel que le resulte más agradable, y también los hay de más o menos intensidad dependiendo de la gravedad del problema.

Té de perejil

te de perejil halitosisPrácticamente en todos los hogares hay perejil así que para hacer uso de este remedio ni siquiera es preciso salir de casa. El perejil tiene grandes propiedades antiinflamatorias y antioxidantes pero además, también sirve para refrescar el aliento y neutralizar las toxinas que pueda haber en la cavidad bucal debido a restos de comida.

Para preparar este té de perejil se necesitan dos tazas de agua, unas cuantas ramas de perejil fresco y dos clavos de olor que ayudarán a mejorar el sabor. Tras hervir por unos minutos, colar y consumir el resultado. Se debe consumir un día sí y otro no, y también se puede usar como enjuague bucal natural. En pocos días, el aliento se notará más limpio y fresco. Si se desea, también se pueden masticar directamente las hojas frescas de perejil para refrescar el aliento y contribuir a la producción de saliva.

Bicarbonato de sodio

bicarbonato halitosisEl bicarbonato de sodio es otro de esos productos que se encuentra fácilmente en cualquier hogar por lo que resulta ser un remedio económico y sencillo. Sus propiedades desinfectantes y su capacidad para eliminar el ácido clorhídrico del estómago lo convierten en un gran aliado contra el mal aliento. Además, también ayuda a eliminar las bacterias del interior de la cavidad bucal.

El modo de usarlo es muy sencillo. Basta con deshacer una cucharada de bicarbonato en un vaso de agua y enjuagarse con la mezcla cada noche después del cepillado de dientes habitual.

Hilo dental

hilo dental halitosisHay gente que cree que el hilo dental es un sustituto del cepillado de dientes pero la verdad es que se trata de un complemento que ayuda a mejorar la higiene bucal. El hilo dental ayuda a extraer restos de comida que quedan entre los dientes y que el cepillo de dientes no es capaz de alcanzar.

De esta manera, se evita que esos residuos alimenticios queden dentro de la boca descomponiéndose y provocando el temido mal aliento.

Cepillado de lengua

cepillado lengua halitosisLa lengua suele ser la gran olvidada a la hora de llevar a cabo la higiene bucal sin darnos cuenta de que es la zona de la boca en la que más bacterias suelen acumularse. Hay que extender el cepillado de dientes a la lengua o incluso comprar un raspador de lengua, un aparato especial para eliminar residuos de la superficie de la lengua. Ésta debe tener un color rosado y no blanquecino por lo que el raspador de lengua será útil para eliminar los residuos que puedan estar acumulándose en las fisuras.

Hay que cepillarse la lengua con la misma frecuencia con la que se lleva a cabo el cepillado de dientes; de esta manera, el aliento se conservará siempre agradable y sin malos olores.

Cepillado tras cada comida

cepillar dientes halitosisEn muchos casos, la causa del mal aliento es simplemente una mala higiene bucal y la poca regularidad a la hora de cepillarse los dientes. Lo más recomendable es cepillarse los dientes después de cada comida, esto es: desayuno, comida y cena. Usar pasta dental con clorofila ayudará a eliminar el mal olor de la boca. Hay que recordar el usar un cepillo con filamentos suaves que no estén gastados ni torcidos y ejercer movimientos ligeros y circulares sobre los dientes sin olvidar las encías, especialmente la zona en la que ambos se unen.

En situaciones en las que estamos fuera de casa, es conveniente llevar encima siempre un cepillo de dientes de viaje y pasta dental en formato de viaje para no descuidar la higiene y evitar que aparezca el mal aliento.

Infusión de tomillo y orégano

hierbas halitosisSeguro que en la repisa de las especias nunca faltan el tomillo y el orégano así que se pueden utilizar fácilmente para elaborar otro remedio casero para combatir el mal aliento.

La forma de prepararlo es muy sencilla. Hay que añadir en un vaso de agua una cucharada de tomillo y otra de orégano y llevar a ebullición. Dejar hervir durante unos cinco minutos y hacer enjuagues con la mezcla cada dos horas con el líquido lo más caliente posible.

Hay otras hierbas aromáticas a las que se puede recurrir para combatir el mal aliento además del tomillo y el orégano. Algunas de ellas son la menta, la salvia, el eucalipto, el té verde o la hierbabuena. En el caso de que la halitosis tenga causas digestivas, se puede consumir manzanilla, anís, poleo o hinojo.

La halitosis es un mal desagradable que puede causar muchos problemas en las relaciones con los demás pero tal y como acabamos de ver, no tiene por qué ser síntoma de algo más grave. Además, existen remedios caseros como los indicados que pueden ser útiles para recuperar un aliento agradable y fresco. Ahora, ya sabes cómo evitar el mal aliento de una forma fácil y sencilla.

Si te ha gustado este artículo sobre el Mal Aliento te recomendamos leer nuestra categoría sobre las Enfermedades Bucales de la que te dejamos algunos artículos a continuación:

Recetas Caseras para Quitar el Mal Aliento
5 (100%) 1 voto[s]

Deja un comentario