Sobremordida – Causas, Consecuencias y Cómo Corregirla

La sobremordida es un problema de oclusión, es decir, que está relacionado con la forma en la que se cierran y se ajustan las mandíbulas. No solamente es un problema estético, ya que afecta a la fisionomía del rostro, sino que también puede conllevar problemas de salud como, por ejemplo, las caries o el bruxismo.

Por suerte, la sobremordida se puede corregir para evitar estas y otras complicaciones. Sigue leyendo para saberlo todo acerca de la sobremordida.

sobremordida

Qué es la Sobremordida

Se llama sobremordida al problema de oclusión que tienen las personas cuyos dientes anteriores de la mandíbula superior sobrepasan en la mordida más de la mitad en altura de los dientes inferiores. En los casos más extremos, los dientes inferiores pueden llegar a quedar prácticamente ocultos por los dientes superiores. En la gente con una mordida normal, apenas existe solapamiento entre ambas filas de dientes.

Cuáles son sus Causas

La causa de la sobremordida es un problema de oclusión de tipo II que supone que el maxilar quede adelantado respecto a la mandíbula. Este problema, además, tiene un importante componente genético ya que la mayoría de las personas que lo sufren también tienen familiares con sobremordida.

No se han determinado otras causas para la sobremordida aunque se cree que hábitos que tienen los niños como chuparse el dedo o usar el chupete durante demasiado tiempo pueden contribuir a empeorarla.

que es la sobremordida

Consecuencias

Existen varios aspectos que se ven afectados por la sobremordida, aunque no siempre tienen por qué aparecer todos ya que algunos son más frecuentes que otros y además, depende de cada caso en particular.

Las principales consecuencias de la sobremordida son:

  • Cara corta. Desde el punto de vista estético, da la sensación de que la persona tiene la cara más chata de lo normal. Además, en ocasiones los incisivos y los caninos superiores se apiñan en el frente de la boca. La sobremordida también provoca los famosos «dientes de conejo»
  • Caries. La sobremordida y las malposiciones de la mandíbula que provoca hace que existan zonas de la boca a las que es más difícil acceder a hora de realizar la limpieza bucodental habitual. Por ello, es más fácil que se acumulen restos de comida y bacterias que acaban provocando la caries.
  • Mordida de encía. Debido a la tensión que provoca la sobremordida, la persona puede acabar mordiéndose la encía provocando diversos problemas periodontales.
  • Bruxismo. El roce de los dientes causado por la sobremordida acaba provocando un desgaste en el esmalte de las piezas dentales de la mandíbula inferior que puede llegar a ser bastante considerable.
  • Dificultades al hablar. En casos extremos de sobremordida, la persona puede tener problemas a la hora de hablar y para ser entendido por los demás. En ocasiones, a esto se añaden también dificultades para masticar.
  • Dolor de cabeza. La tensión puede llegar a causar contracturas musculares que provoquen dolores de cabeza y cefaleas.
consecuencias de la sobremordida

¿Se puede evitar la SobreMordida?

Por desgracia, la sobremordida es un problema que no se puede evitar debido al componente genético mencionado más arriba. La única opción que queda es tratar de corregirla lo antes posible y para ello, se recomienda llevar a los niños al dentista en torno a los 6 años para que éste evalúe si existe la presencia de la sobremordida o no. Hay que saber que en niños, la sobremordida se corrige de una forma mucho más sencilla que en adolescentes o adultos.

Hábitos como chuparse el dedo o usar durante mucho tiempo el chupete o el biberón pueden empeorar la sobremordida por lo que también hay que evitar que los niños se acostumbren a esas cosas.

Cómo Corregir la Sobremordida

Será el odontólogo el encargado de revisar y valorar la situación de cada persona. Para ello, realizará exámenes cefalométricos así como radiografías y otras pruebas para determinar el modo de actuar. Si el grado de gravedad es leve, puede decidir no llevar a cabo ninguna acción y simplemente indicar unas pautas a seguir. En cambio, cuando el problema es moderado o severo se programa una corrección.

Se considera sobremordida profunda cuando se produce un solapamiento superior a 6 milímetros

Normalmente la sobremordida se puede corregir mediante un tratamiento con ortodoncia aunque no por completo. Al tratarse de un problema de formación del esqueleto es mucho más fácil que sea corregido durante la infancia que en edades más tardías. La solución completa para la sobremordida en estos casos es la cirugía.

Cuando, además de la sobremordida, existe apiñamiento de los dientes frontales, el odontólogo puede recomendar la extracción de algunas piezas dentales para que el resto de dientes tengan sitio para alinearse correctamente.

corregir la sobremordida

En niños

Para corregir la sobremordida en los niños se recurre a la ortodoncia interceptiva, es decir, aparatos que se colocan entre los 6 y los 11 años y cuya función es la de guiar el crecimiento de los huesos maxilares. Al estar en fase de crecimiento no es necesario llevar a cabo ninguna acción complementaria en los dientes ya que estos se irán colocando por sí solos. Una vez que la dentadura se ha desarrollado por completo, se valorará la necesidad de un nuevo tratamiento de ortodoncia para corregir la posición de los dientes.

Los aparatos de ortodoncia que se utilizan en este caso son removibles, es decir, de quita y pon. Consisten en aparatos de acrílico que se sujetan en los molares gracias a unos pequeños ganchos metálicos y que corrigen defectos óseos durante el crecimiento de los huesos. Suelen tener una pequeña llave para ajustarlos y funcionan mejor cuanto más tiempo se tienen puestos. Lo recomendable es que el niño lleve este aparato durante toda la noche y al menos entre cuatro y seis horas al día para que se empiecen a ver los efectos.

La ventaja de estos aparatos es que pueden llegar a evitar la necesidad de que el niño tenga que ponerse brackets una vez que haya terminado el desarrollo de su dentadura, en torno a los 18 o 20 años, aunque depende de cada caso. Aunque suponga un gran desembolso inicial, hay que pensar que puede suponer un gran ahorro de dinero en el futuro.

En Adolescentes y Adultos

En el caso de adolescentes y adultos ya no se puede recurrir a la corrección en el crecimiento del hueso así que hay que corregir la posición de los dientes. Para ello, se utilizan los brackets, ya sean metálicos, de zafiro o linguales, o los alineadores Invisalign. Será el ortodoncista el que decida qué tipo de ortodoncia es la más adecuada según cada caso.

Los distintos aparatos de ortodoncia que pueden usarse son:

  • Brackets metálicos. Son los más conocidos y se caracterizan por sus efectos rápidos y eficaces. Los dientes se colocan en la posición correcta gracias a un soporte de metal. El tratamiento con brackets metálicos suele durar entre ocho meses y un año, y los resultados se ven prácticamente desde el primer momento. Los brackets son muy visibles y a la gente no suele agradarle mostrar una «sonrisa metálica», y quizá sea el motivo por el que a la gente no le suele gustar demasiado este tipo de ortodoncia.
  • Brackets de cristal de zafiro. El zafiro se adhiere al diente con más facilidad y seguridad que otros materiales como el plástico o la cerámica. También se los conoce como brackets estéticos ya que no se estropean ni amarillean, son discretos y no son perceptibles a media distancia, al revés de lo que ocurre con los brackets convencionales. El zafiro es un material transparente y los anclajes, arcos, ligaduras y gomas se ponen de color blanco en lugar de ser metálicos para evitar que se vean a simple vista.
sobremordida adultos
  • Brackets invisibles incógnito. Este tipo de brackets tienen una tecnología más avanzada que los modelos comentados más arriba. Se conocen también como brackets linguales. Se fabrican de forma personalizada y pieza a pieza mediante un programa de ordenador en el que se introducen los datos y las medidas de la persona. Estos brackets se colocan en la parte interior de los dientes por lo que son 100% invisibles y nadie puede notar que se llevan puestos. Además, son resistentes, cómodos y muy eficaces.
  • Alineadores transparentes Invisalign. Esta ortodoncia es una alternativa a los brackets. Son alineadores transparentes que se ponen a modo de funda sobre los dientes y que tienen la capacidad de mover poco a poco las piezas dentales hasta que se ajustan en la posición correcta. Se fabrican personalmente para cada paciente a partir de imágenes 3D de su dentadura por lo que el ajuste siempre es perfecto.
Cuando la maloclusión es esquelética, es decir, que deriva de una malformación de los huesos maxilares debido a que la sobremordida no ha sido tratada convenientemente durante la niñez, no queda otro remedio que combinar la ortodoncia con la cirugía ortognática. Este tipo de cirugía se especializa precisamente en la corrección de los huesos maxilares en pacientes adultos. Recortando huesos se puede adelantar la mandíbula o retrasar el maxilar, dependiendo del caso.

Si este artículo sobre la SobreMordida te ha gustado, te recomendamos que leas nuestra categoría de enfermedades Bucales o específicamente cualquiera de los artículos que te dejamos a continuación:

Sobremordida – Causas, Consecuencias y Cómo Corregirla
5 (100%) 1 voto[s]

Deja un comentario