¿Qué es la Enfermedad Periodontal y Cómo Curarla?

La enfermedad periodontal es una afección de las encías muy frecuente y que puede conllevar serios riesgos para la salud si no se trata adecuadamente. Por suerte, no solo existe tratamiento para esta enfermedad sino que también se puede evitar siguiendo unos sencillos consejos.

Si quieres saber más acerca de la enfermedad periodontal, sus causas y sus tipos, sigue leyendo.

enfermedad periodontal

¿Qué es la Enfermedad Periodontal y Cómo Curarla?

Una enfermedad periodontal es aquella que afecta directamente a las encías y que puede llegar a dañar no solamente los tejidos blandos sino también los tejidos óseos. Estas enfermedades pueden ir desde una simple inflamación de las encías hasta los casos más graves en los que se llegan a caer los dientes.

Por lo general, las enfermedades de las encías comienzan a verse en personas de entre 30 y 50 años, siendo los hombres un mayor porcentaje que las mujeres. Aunque no es habitual, la gingivitis, es decir, la inflamación de las encías, puede aparecer en los adolescentes si estos no mantienen una higiene bucodental adecuada.

que es la enfermedad periodontal

Causas

La boca está repleta de bacterias de forma natural. Estas bacterias, junto con mucosidades y los restos de comida que no se retiran adecuadamente, acaban formando una sustancia pegajosa llamada placa que se adhiere a los dientes, especialmente en la línea en la que se unen con las encías. Esta placa se puede eliminar fácilmente mediante el cepillado de dientes y el hilo dental.

Sin embargo, si la placa no se elimina, no solamente se sigue acumulando sino que, al final, acaba por endurecerse formando así el sarro o tártaro, que no desaparece simplemente con el cepillado de dientes. Para deshacernos del sarro es necesario acudir al dentista para que lleve a cabo una limpieza profesional con instrumentos específicos para ello.

Además de la falta de higiene, existen otros motivos por los que puede aparecer una enfermedad periodontal.

  • Tabaquismo. Fumar es uno de los factores más importantes en el desarrollo de enfermedades que afectan a las encías. No solamente provoca la entrada de toxinas en la boca sino que provoca sequedad de boca, haciendo que no se produzca saliva suficiente como para llevar a cabo la autolimpieza de la cavidad bucal.
  • Cambios hormonales. Afecta a las niñas y a las mujeres en momentos de cambios como la pubertad, el embarazo o la menopausia. En estos momentos, las encías se vuelven más sensibles y son más susceptibles a contraer una enfermedad.
  • Diabetes. En general, la gente que tiene diabetes corre más riesgos de contraer infecciones, entre ellas cualquiera que afecte a las encías.
  • Otras enfermedades. El cáncer y el SIDA y también sus tratamientos hacen que se debilite el sistema inmunológico por lo que el cuerpo está más expuestos a las infecciones.
  • Medicamentos. El principal problema de algunos medicamentos, tanto los que se expiden por receta médica como los de libre disposición de las farmacias, es que reducen la producción de saliva. Como se ha dicho más arriba, esto hace que la boca no pueda defenderse adecuadamente ante las bacterias ya que la saliva hace las veces de autolimpieza de la cavidad bucal. Además, otros medicamentos provocan que las encías crezcan más de lo normal por lo que resulta complicado mantenerlas limpias como de forma habitual.
  • Genética. Por último, hay personas más propensas a padecer enfermedades periodontales así que deben tener una precaución especial y prestar mucha atención a la limpieza de sus dientes.
causas de enfermedad periodontal

Tipos

Existen varias clases de enfermedad periodontal dependiente de su alcance y de la forma en que afecte a las encías.

El primer tipo de enfermedad periodontal es la gingivitis, es decir, la inflamación de las encías causada por la acumulación de placa y sarro en las mismas. Cuando se padece gingivitis, las encías se enrojecen, se inflaman y además, sangran con facilidad, especialmente si se cepillan los dientes. La gingivitis se alivia fácilmente yendo al odontólogo para que realice una limpieza profesional y retomando una correcta higiene bucal a diario. Esta enfermedad no causa daños en los tejidos que sostienen los dientes ni afecta al hueso.

La periodontitis o piorrea es el siguiente estadio de la gingivitis en el caso de que ésta no se haya tratado de la forma adecuada. Cuando esto ocurre, las encías se alejan de los dientes haciendo que se formen pequeñas bolsas llamadas postemillas que se infectan. Esto se produce porque el sistema inmune del cuerpo ataca a las bacterias que forman el sarro que hay en las encías y que se extiende por debajo de las mismas. Las toxinas de las bacterias empiezan entonces a atacar el hueso y el tejido blando que mantiene a los dientes en su lugar. Si la periodontitis no se trata, las encías, el hueso y los tejidos que sujetan los dientes acaban destruidos. Cuando las piezas dentales se aflojan, hay que proceder a su extracción.

tipos de enfermedades periodontales

Tratamientos de la Enfermedad Periodontal

Ante los primeros síntomas que afecten a las encías es necesario acudir al dentista. Éste, antes de poner un tratamiento, tendrá que seguir algunos pasos para elaborar un diagnóstico adecuado. Comenzará preguntando al paciente por su historial clínico en busca de factores de riesgo, y después, procederá a examinar las encías en busca de una inflamación y de otros posibles síntomas que indiquen la gravedad de la enfermedad.

En ocasiones puede usar una sonda para averiguar si se han formado bolsas entre los dientes y las encías. Deberá introducirla entre 1 y 3 milímetros entre diente y encía pero a pesar de todo, es una prueba indolora. Por último y según la gravedad del caso, el dentista mandará hacer radiografías para comprobar si el hueso está dañado.

El objetivo principal a la hora de tratar una enfermedad periodontal es acabar con la infección. Dependiendo del alcance y la gravedad de la misma, el tratamiento variará de un caso a otro. En cualquier caso, los tratamientos que ponga el dentista siempre deben ir acompañados de una buena higiene dental en casa y también del abandono de hábitos nocivos como el tabaco.

tratamientos enfermedad periodontal

El primer paso será la eliminación del sarro mediante una limpieza profesional que incluyen la técnica del raspado y alisado de las raíces de los dientes. El raspado consiste en la eliminación del sarro que se forma en la línea de la encía con el diente y el alisado acaba con la superficie rugosa de la raíz del diente que pueda favorecer la acumulación de bacterias. En ocasiones, este tratamiento se hace con láser evitando así el sangrado, la inflamación y la incomodidad de los métodos habituales.

Después el dentista puede mandar medicamentos con diversas funciones dependiendo del caso:

  1. Enjuague bucal antimicrobiano. Controla las bacterias mientras se cura la enfermedad de las encías.
  2. Supresor de enzimas. Limita la función de las enzimas del cuerpo para evitar que destruyan el tejido de las encías.
  3. Antibióticos orales. Tratan una infección localizada y persistente a corto plazo.

Además de estos medicamentos, el dentista puede colocar chips, bolsas, geles o microesferas en las bolsas que se han creado entre las encías y los dientes para que vayan liberando el antibiótico o la medicina de forma lenta y continuada.

Por último y solo en algunos casos, el dentista puede considerar la necesidad de llevar a cabo una intervención quirúrgica. La cirugía de colgajo consiste en abrir la encía para vaciar la bolsa periodontal y eliminar el sarro, cosiéndola después en su lugar de nuevo. En ocasiones, el problema ha llegado a tal gravedad que la cirugía se hace necesaria para realizar injertos de tejido y de hueso que ayuden a recomponer la boca del paciente.

cirugia enfermedad periodontal

Tratamientos Naturales

Además de los tratamientos que lleve a cabo el dentista y de la adquisición de una buena higiene dental, existen también una serie de tratamientos naturales para las enfermedades periodontales que se pueden llevar a cabo como complemento y sin que conlleven ningún perjuicio.

  • Mejorar la dieta. Una correcta alimentación es clave no solo para evitar enfermedades de las encías sino también para tratarlas cuando han aparecido. Los alimentos antibacterianos sirven para eliminar la placa y para fortalecer las encías. Destacan así los alimentos ricos en vitamina C, D y calcio, por lo que hay que aumentar el consumo de cítricos, los cereales, los frutos secos, los lácteos y las verduras.
  • Aceites esenciales. Destacan en especial tres de estos aceites: el de árbol del té, el de tomillo y el de clavo de olor. Todos ellos tienen propiedades antisépticas y antibióticas que resultan de mucha utilidad ante los problemas de las encías. Pueden aplicarse directamente sobre las encías y dejarlos actuar unos cinco minutos o poner un par de gotas en el cepillo de dientes. En cualquier caso, solo pueden usarse dos veces por semana.
  • Masajes en las encías. Masajear las encías inflamadas ayuda a que la sangre circule con más fluidez y también hace que disminuya el dolor en el caso de padecer una periodontitis. Estos masajes pueden llevarse a cabo con hojas de romero machacadas o con la pulpa del interior de las hojas del aloe vera.
remedios naturales enfermedad periodontal
  • Enjuagues bucales caseros. En las farmacias venden varios enjuagues bucales pero también es posible hacerlos en casa con productos naturales. Por ejemplo, estos enjuagues pueden hacerse con vinagre de manzana una vez cepillados los dientes gracias a sus propiedades antibacterianas. Otro remedio casero para la enfermedad periodontal muy efectivo es mezclar agua, sal y manzanilla o salvia para hacer enjuagues
  • Arándanos. El arándano rojo americano es muy efectivo a la hora de tratar infecciones de todo tipo así que también resulta de gran ayuda en los casos de enfermedades periodontales. La mejor forma de consumirlo es en forma de bebida, como por ejemplo en batido natural, no tomando más de 250 mililitros por día.
  • Bicarbonato de sodio. El bicarbonato es un gran aliado para combatir prácticamente cualquier afección que se produzca en la cavidad bucal. En este caso, es tan sencillo como espolvorear un poco en el cepillo de dientes a la hora del aseo personal y no solo ayudará a combatir la infección sino que también prevendrá la acumulación de bacterias que lleva a la placa y al sarro.
remedios caseros enfermedad periodontal
  • Aceite de coco. El enjuague con aceite de coco es perfecto para aliviar la inflamación de las encías gracias a sus propiedades antibacterianas que provocan la eliminación de las bacterias. Para ello, hay que introducir en la boca dos o tres cucharadas del aceite de coco y comenzar el enjuague, notando que el líquido se vuelve blanco y algo pastoso. Tras escupir, hay que cepillar los dientes con normalidad. Puede repetirse una vez al día.
  • Pimienta de cayena. Este es uno de los productos más completos que hay para combatir las enfermedades periodontales de forma natural. No solamente tiene propiedades antibacterianas sino que también estimula la circulación de la sangre, alivia el dolor y reduce las posibilidades de sangrado. Se puede usar en polvo, aplicándolo a la pasta dental a la hora de cepillarse los dientes, o directamente sobre las encías si se usa en forma de aceite esencial.
  • Clavo de olor. El clavo de olor es otro clásico a la hora de tratar cualquier enfermedad relacionada con los dientes y las encías. Por lo general se utiliza entero, masticándolo durante unos minutos hasta que el dolor comienza a desaparecer. Si se utiliza en forma de aceite esencial, hay que cepillar dientes y encías suavemente haciendo que la zona se adormezca reduciendo tanto el dolor como la inflamación.
  • Enjuague con agua y sal. Sin duda, es uno de los remedios más sencillos y asequibles para aliviar las molestias de la enfermedad periodontal. Para prepararlo hay que disolver dos cucharadas de sal en un vaso de agua tibia y enjuagarse con la mezcla durante al menos un minuto. Otra opción consiste en hacer una pasta mezclando sal con aceite de mostaza y frotar las encías con la mezcla tras el cepillado de dientes habitual. Hay que dejar que actúe al menos durante cinco minutos y enjuagar después con abundante agua tibia. Este remedio tiene que aplicarse todas las mañanas.
Las enfermedades periodontales pueden conllevar problemas graves no solo en las encías y los dientes sino también en otras zonas del cuerpo. Si la infección no se trata de la manera adecuada, puede extenderse provocando otro tipo de afecciones. Por ello, lo mejor es tratar de prevenirlas mediante una correcta higiene bucodental, el abandono de malos hábitos y visitas frecuentes al dentista.

Si te ha gustado este artículo sobre la Enfermedad Periodontal puedo recomendarte el que tengo sobre las enfermedades comunes de la boca o específicamente el de las enfermedades de la encía de la que te muestro algunos artículos a continuación:

¿Qué es la Enfermedad Periodontal y Cómo Curarla?
4.5 (90%) 2 voto[s]

Deja un comentario